Ayer por la tarde miraba una serie. El protagonista renunciaba a usar el anillo familiar para proponer matrimonio a su novia porque ella, la mujer que había elegido para formar una pareja,  no encajaba en el molde de las mujeres de la familia que habían usado ese anillo. Una cuestión que surgió luego de finalizado el episodio fue una charla acerca de lo que implicaba la entrega de un anillo familiar para proponer casamiento. Parecería tan solo una cuestión romántica, tradicional y hasta un poco fantasiosa pero implica mucho más. Hay una parte que no se puede apreciar y tiene que ver con lo que conlleva aceptar el anillo familiar, casarse utilizándolo y desarrollar una pareja a partir de ello. Es como si el solo el hecho de aceptarlo implicara tener que respetar una tradición que uno desconoce al momento de recibirlo.  Es como si el anillo tuviera vida propia. Entonces, en nuestra charla surgieron algunos interrogantes que uno podría formularse al momento de tener que evaluar aceptar el anillo o utilizarlo para casarse. Entre otros surgieron: ¿Como estaban conformadas las parejas que se casaron con ese anillo? ¿Qué clase de mujeres llevaron ese anillo? ¿Qué rol familiar representaron esas mujeres? ¿ La realización personal era importante para ellas? ¿Puede una mujer que no comparte la filosofía de esa familia llevar el anillo? ¿Como fueron los hombres que entregaron ese anillo? ¿ Que rol familiar representaron esos hombres?  ¿Cuáles son las expectativas de quien entrega el anillo familiar? ¿Puede ese anillo condicionar la clase de pareja que se formará? ¿Puede la historia de ese anillo incidir en el futuro de la pareja y de las personas que la conforman? ¿Que yo acepte ese anillo para casarme implica que renuncio al rol de mujer en mi familia de origen? ¿Que yo acepte ese anillo para casarme implica que renuncio a la tradición familiar de de pareja de mi familia de origen y acepto la de mi esposo? Lo que queda claro para mi es que no es solo un anillo. Hay una historia familiar que lo acompaña y que merece ser conocida al momento de utilizar ese anillo para casarse. El conocer esa historia me permite asumir la responsabilidad personal que implica aceptarlo y las consecuencias que pueden derivar de ello. Formar una pareja implica unir dos familias con tradiciones diferentes, con historias distintas. La pareja es una terceridad con estructura propia en construcción,  y como tal,  impone el desafío de crear nuevas costumbres, nuevas conductas, sin estar limitada por las historias familiares de cada uno de quienes la conforman, sino enriquecida por ellas.  Comprar un nuevo anillo como pareja,  implica elegir y escribir una nueva y propia historia, ni mejor ni peor,  sino nuestra.

Un comentario en «La historia del anillo familiar de casamiento»

  1. En mi caso personal decidi que todo fuera nuevo cuando me casé, sin embargo use el anillo de bodas de la abuela de mi marido, ella me lo envió como regalo desde Europa sin saber que en esos meses habían robado el mio.Lo usé por muchos años hasta que un día desapareció, tal vez lo perdí pero guardo la esperanza de encontrarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.