Nuestros clientes comparten sus propias Rupturas Inteligentes

“Cuando llegamos al Estudio de Ana Laura, mi exmarido y yo ya estábamos separados hacía tiempo. Teníamos buena relación y estábamos manteniendo un acuerdo sobre las cuentas, que en ese momento comenzaba a complicarse porque teníamos diferentes puntos de vista acerca de lo que correspondía. Necesitábamos ayuda para definir porque, de lo contrario, iría creciendo el conflicto dado que cada uno consideraba justo algo diferente en relación con la cuota alimentaria y la división de la casa y lo que estaba dentro de ella. Elegimos en común recurrir a ella, cuya orientación hacia la negociación y la posibilidad de acuerdos nos resultaba más acorde al matrimonio y la relación que habíamos tenido y mucho mejor hacia nuestras hijas.
El proceso fue mucho más complicado que lo que imaginamos; lo que pensamos inicialmente serían algunas entrevistas conjuntas se transformó en un camino de reuniones conjuntas, mails, planillas de cálculos muy precisos y entrevistas individuales para que cada uno pudiera encontrar sus puntos de negociación porque todos los desacuerdos hicieron eclosión en ese momento.
Fue un período muy difícil y doloroso, pero lo logramos. Ana Laura fue fundamental para mí para poder sostener las negociaciones. Me sentí cuidada y escuchada y eso me permitió sostener el proceso hasta el final. Tiene calidez, firmeza y claridad, y estaba convencida de que lo lograríamos.
El acuerdo alcanzado tuvo en cuenta las inquietudes de uno y otro.  Probablemente, cada uno de nosotros haya sentido en algún momento que perdió algo, pero nos permitió salir de esa situación tan complicada. Siempre voy a estar agradecida. Estoy convencida de que atravesar un divorcio no es fácil, de que muchas cosas se ponen en juego y que allí la ley junto con una escucha atenta y cálida son fundamentales. Siempre la recomiendo, es una tranquilidad saber que hay abogados que no trabajan en fortalecer a uno en desmedro del otro, sino en alcanzar los mejores acuerdos posibles para ambas partes.”

Irene Alfiz

“Me acerqué al estudio, ya que tenia una tema judicial, de índole civil, nada menos que con mi padre.  Lo aclaro ya que no solo recibí, el asesoramiento, seguimiento y actuación de manera más que excelente, durante la causa, sino que además, tuve la contención y solidaridad a nivel ser humano, para poder sobrellevar de la mejor manera esa situación, tan triste por la que tuve que transitar.
Confié y me entregué en un 100% a las decisiones que me iban sugiriendo, y por suerte, todo fue avanzando y ahora puedo decir que no me equivoque el primer día que me acerqué al estudio.
Espero este comentario sirva para que quien deba decidir, no dude en contactar a la Dra Ana Laura Diaz, de “Rupturas Inteligentes”, ya que mi experiencia, no hubiera sido igual sin su contención, ayuda en la toma de decisiones y agilidad para finalizar esa causa judicial“.

Maria José Natalichio

“Puedo responder por qué he consultado a distintos abogados a lo largo de mi vida. Y anticipo que las razones fueron cambiando a medida que maduraba y, también, los desafíos eran más complejos.
Inicialmente ante algún problema, alguna desavenencia, bronca. Más tarde, buscando consejo y solución.
Y creo que esa secuencia puede repetirse en cada sujeto de mi generación, unidos por razones históricas, culturales y de edad y madurez próxima a la mía.
Hace pocos años, descubrí que era muy bueno consultar un abogado para aprender. Minimizando así daños y pérdidas.
Para ganar aún en situaciones desventajosas. Y para, pese a las derrotas, salir más velozmente hacia adelante y superarlas.
Y en ese proceso, que reitero asocio a cierta madurez, mucho tuvo que ver la activa participación de Rupturas Inteligentes.
Porque consultar un abogado es hoy y desde mi perspectiva, consultar mucho más allá de la letra de la ley y los problemas que se abordan en las consultas tienen dimensiones que la ley no satisface por completo.
De alguna forma, consultamos para comenzar a construir algo nuevo, de mayor profundidad y que requiere miradas menos superficiales. Y las respuestas a la consulta deberán ser, necesariamente, satisfactorias al Derecho en el marco de una estrategia y velando por todos aquellos aspectos inherentes a la condición humana, más allá de la contingencia jurídica.”

Andres Etchenique

«Ana Laura Diaz una abogada extraordinaria la cual yo recomiendo SIEMPRE !!! A ciegas no solo me ayudo a mi sino también a mi familia a mi hermano y a mi padre … y luego con mi marido también la adopto..

Con su conocimiento a mi  personalmente siempre me ayudo y soluciono mis dificultades …

Solo tengo para decir que si alguien tiene un problema que acuda a ella con su fuerza , capacidad y perseverancia siempre SUMA!!!

Desde el día que la conocí hace 15 años nunca más hice nada sin consultarle es alguien que llego a mi vida y nunca mas se va a ir porque siempre SUMA EN TODO!!!laboralmente y personalmente Yo estoy muy feliz que mi mejor amiga una vez me la recomendó así hago yo con todo el que puedo porque realmente no se encuentran abogados de primera como ella es leal y con códigos es alguien muy pero muy capaz!!!!»

María Fernanda Mayoni

«La experiencia con la Dra. Laura de Rupturas Inteligentes fue mucho más de lo que esperaba. No solo recibí asesoramiento legal, sino que también me hizo reevaluar muchas actitudes y formas de pensar, dándome las herramientas para poder sobrellevar la separación y todos los sentimientos que con ello trae. Logre manejar los conflictos que venía teniendo con mi expareja, llegando a acuerdos de convivencia en lo que respecta a mi hijo y todo lo relacionado con su bienestar.

Particularmente estoy muy agradecida siento que la entrevista, no solo cambio mi vida, sino que me dio mucha paz y tranquilidad, lo cual me permitió enforcarme en esta nueva etapa de mi vida y en mis proyectos personales.»

Carolina C.

“Ana Laura Diaz, una excelente profesional con una tremenda calidad humana que siempre se empeñó en guiar las situaciones por el camino con destino al éxito. Fueron muchas cosas. Varios casos y la constante siempre es su paciencia de escuchar, analizar objetivamente las situaciones y opciones y entender las necesidades y trazar las estrategias. Una excelente experiencia personal y profesional.”

Marcelo Dhers

«Nuestro vínculo con la Dra. ANA LAURA DIAZ, lleva 20 años en forma ininterrumpida, por lo que, por el largo tiempo transcurrido, casi nos eximiría de realizar cualquier otro comentario.
Pero no obstante, no queremos de dejar puntualizar y/o resaltar, su capacidad profesional, su dedicación, su responsabilidad , su honestidad y su calidez humana».

Francisco Higinio Guastello / Josefa Susana Gosende Faraldo

«Me resultó muy interesante la consulta, muy positiva para este momento de tanta incertidumbre que estoy viviendo, Ana Laura Diaz es muy profesional y realmente estoy muy agradecido con su escucha y todos sus consejos.»

KH

«Voy a relatar mi experiencia, sin pretensiones.

Voy a empezar por el final, porque empecé este proceso sin rumbo, confundido y en pánico, y terminé seguro, firme y bien preparado. Eso es lo primero que siento al hablar del caso.
 
Cuando recibí la notificación judicial por correspondencia no sabía cómo proceder. En la búsqueda de soluciones me tope con su número de teléfono. Fué en una sola llamada que supe que usted sería quien realizara mi defensa. Le otorgué la posibilidad de hacerlo. Me dejé guiar. Me costó en un primer momento por el impacto de lo que fue la denuncia en mi contra y lo complicado y largo del proceso judicial. Quería respuestas inmediatas, aprendía a medir los tiempos de la justicia, gracias a usted.
Fueron 7 meses de arduo trabajo, sus visitas a los distintos departamentos de tribunales fueron de vital ayuda para agilizar el proceso. Al igual que sus charlas (rozando el trabajo de un psicoanalista) y su calma y sabiduría en los momentos en los que parecía que se cerraban las puertas de la justicia.
 
Se hizo justicia. Fuí escuchado. Tanto en primera instancia como en la Cámara de Apelaciones. Fueron 7 meses de aprendizaje legal, fueron 200 días de un gran apoyo de su parte (aún en horas de la noche o fines de semana), priorizando el trabajo en equipo, para tomar las mejores decisiones.
 
No quería entrar en detalles de la causa. Sólo remarcar el apoyo, la calidad y el conocimiento para abordar el caso más difícil de mi vida.
Abrazos eternos.»
 

MMG