Cuando tenemos que presentar una propuesta sea en el marco de una conversación difícil, frente a un conflicto en ciernes, en una negociación extrajudicial o dentro de un proceso judicial, es importante prepararse antes.

 

 

¿En qué consiste esa preparación? Entre otras consideraciones sería conveniente

  • Asesorarse acerca de los derechos que tengo y qué pasaría de no llegar a un acuerdo. De este modo, al momento de formular la propuesta se hace evaluando esta situación. Cuanto más razonable sea el planteo, más difícil será decir que no.
  • Describir por escrito en qué contexto que se realiza esa propuesta.
  • Detallar lo ocurrido hasta el momento de la propuesta,  mencionando hechos sin formular interpretación alguna acerca de los mismos.
  • Detallar los temas que se abordarán. Ordenados en función de las prioridades.
  • Si hay temas respecto de los cuales no tengo una propuesta, pero deben ser considerados, mencionarlos para que estén presentes a la hora de evaluar.

Muchas personas prefieren improvisar, argumentando que son espontáneos.

La espontaneidad no es ni buena ni mala, depende la situación en la que nos encontremos.

El no planificar una conversación difícil, entre otros temas,  nos deja expuestos a:

  • La ansiedad que me despierta la situación, que tiene que ver con reacciones corporales, 
  • Lo que me ocurrió en forma previa a la reunión, y cómo afectó esto mi ánimo
  • La actitud del otro,  por ejemplo interrupciones propias de la conversación
  • La tensión del ambiente,
  • Omitir algún tema,

Incluso si  ocurriera algo imprevisible antes del inicio de la reunión (una mala noticia por teléfono),  la planificación permitiría:

  • Leer lo que hemos preparado,
  • Entregar una copia de la propuesta,

De este modo, quien recibe la propuesta puede comprobar que el hecho imprevisto no ha incidido de modo alguno respecto del planteo que formulamos, porque fue escrito en forma previa a lo ocurrido.

¿Esto asegura un buen resultado? No, pero permite focalizarnos en aquello que queremos transmitir. Con lo cual finalizada la reunión,  habremos cumplido el objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.