«Voy a relatar mi experiencia, sin pretensiones.

Voy a empezar por el final, porque empecé este proceso sin rumbo, confundido y en pánico, y terminé seguro, firme y bien preparado. Eso es lo primero que siento al hablar del caso. […]»